20/3/16

Copacabana - Río de Janeiro


La playa de Copacabana es la más concurrida de Río, cubre todo el largo de la Avenida Atlántica junto a la principal zona de hoteles. Me tocó ir sola a la playa, así que como no conocía las costumbres primero me puse a observar lo que los demás hacían -cosa que suelo hacer cuando me ha tocado viajar sola- para decidir si alquilaba o no sombrilla, algo muy común ahí. Fui con la intención de sólo echarme en la arena -me habían advertido que no lleve muchas cosas, sólo lo indispensable, así que mis compañeros fueron mi pareo, bloqueador y sandalias- pero mirando a la gente vi que todos estaban en sillas, supuse que la arena estaría demasiado caliente; y, todos tenían sombrilla, obviamente, no se puede soportar el sol sin protección, no había pensado en ello.



Finalmente la arena no estaba tan caliente, en Copacabana esta es un poco más granulosa a diferencia de Ipanema pero no quemaba tanto, de todas maneras no creo que sea conveniente exponerse bajo el sol sin ninguna protección del sol en ningún lado. El alquiler de la silla y sombrilla me costó 15 reales (14 soles), más barato que los 30 soles que cobran en la playa Embajadores (Santa María) en Lima. Después de observar un rato la playa entendí las diferentes razones por las que te dicen no es necesario llevar muchas cosas, ahí te venden de todo, desde bikinis, agua, caipiriñas, comida árabe, etc, literalmente de todo, protectores de agua para el celular, pareos e incluso comida árabe, todo muy limpio, la playa es muy limpia. Pero otra razón es que no es bueno dejar desatendidas las cosas y más si estás sola. 


Pasé una linda tarde, el agua es tibia y el paisaje es bello. La playa estaba a 3 cuadras de mi hotel, así que fui y regresé caminando sin ningún problema. Muchos hoteles ofrecen servicio de playa, es decir, te prestan todo lo necesario para ir; pero también los pueden alquilar en unos puestos que llevan el nombre de Barracas, lo que tuve que hacer porque olvidé totalmente que iba a necesitar una.

Cartera Desigual, Bloqueador La Roche Posay y Sandalías Havaianas.

Por ejemplo, estas sombrillas son del Hotel Othon que está cruzando la pista, ya las tienen puestas para cualquier huésped que baje a la playa.




Aquí, y en todo Río en realidad, pueden probar el agua de Coco. Eviten ir domingo, al igual que en cualquier lugar, ese día la playa está repleta de gente. Fui un domingo y un día de semana y hay bastante diferencia.



Un pequeño detalle, que en el horizonte vean nubes o neblina en el Pan de Azúcar no significa que no haga calor, este es constante, por lo menos en esta época. 





No hay comentarios :

Publicar un comentario

No olvides dejar tu comentario!