20/7/16

Cuzco 2016


Hoy quería contarles un poco del viaje a Cuzco que hice hace unas semanas pero antes les tengo que contar algo, no puedo dejar de pensar en todas las historias que sigo viendo en facebook a raíz del grupo que se ha creado #NiUnaMenos, estoy triste y -no se por qué- al mismo tiempo me da miedo; la indiferencia llega a niveles increíbles en nuestra sociedad y ello proviene de todos los sectores. Ni Una Menos es un grupo creado por chicas como tu y yo, que se cansaron de esa indiferencia, de esa apatía y terrible condescendencia que existe cada vez que una mujer es violentada. Saben que soy abogada, así que imagínense el calibre de argumentos que tengo que escuchar de la parte contraria, agresores que se escudan en "interpretaciones" antojadizas de las ya discapacitadas leyes que tenemos gracias al Congreso. El tema no se limita a las agresiones físicas, también están las verbales, las de trato, laborales, en fin, el tema es tan grande y tan triste. Prometo extenderme en el tema en un próximo post, es la hora de cambiar, si las autoridades no están dispuestas, nosotros tenemos que presionar para ese cambio que debe venir desde nuestros señores Congresistas que se encargan de la labor de legislar.

Ahora si regreso a mi historia en Cuzco -¿qué difícil contraste con el tema anterior no?-, estuve a inicios de Junio y fue un viaje diferente. En realidad es mi tercera visita a la ciudad, no pensaba regresar hasta dentro de algunos años y mi plan era quedarme en Chincheros, ver el amanecer y el atardecer, nada más, lo haré definitivamente en algún momento. Esta vez era un viaje especial con mi familia, especial por muchos motivos, tan especial que no me importó lo mal que me va con la altura y las consecuencias de estar en clima seco por mi psoriasis. Sólo estuvimos 3 días de los cuales un día me tocó quedarme sola en la ciudad -no fui con todo el grupo a Machu Picchu- así que aproveche para sentarme en la plaza y verla con otros ojos, siempre que estamos en Cuzco todo pasa demasiado rápido, corremos de tour en tour y de ahí al avión, así que tuve un día mucho más calmado, fui a comer sola, luego caminé un rato bajo la lluvia -me encanta-, me topé con una procesión ingresando a la Catedral y me acerque a disfrutarla, la energía era increíble, todos bajo la lluvia nocturna pero felices, espero que lo hayan podido ver en snapchat por esos días (legalentaco12). 




El primer día llegamos temprano, descansamos un poco porque estábamos despiertos desde las 4 am, me quedé en la Posada Villa Mayor ubicada en el Portal Espinar que tiene una excelente ubicación, a la espalda de la Plaza de Armas, es muy céntrico; al llegar tuve un problema con la habitación que me habían asignado, luego de mucho hablar me la cambiaron. Las habitaciones incluyen desayuno, este tiene opciones muy reducidas, sólo lo básico pero la atención es buena.

Lo más recomendable es que el primer día se queden en la ciudad para aclimatarse un poco, pueden aprovechar en conocer sitios como la Catedral, La Compañía de Jesús, el Museo Arzobispal, el Barrio de San Blas, la Piedra de los 7 Ángulos, entre otros lugares importantes de la ciudad. En todos lados hay mapas con lugares turísticos para que se guíen. También puede comprar el boleto integral del Circuito Religioso, les saldrá mucho más económico que ir de lugar en lugar pagando la entrada, nosotros los compramos en la misma Catedral (más información y precios aquí).


Almorzamos en Papachos, aprovechamos en probar su propuesta de Pachamanca y estaba muy buena. Está hecha para dos personas pero en realidad comimos 3, así que es una buena opción y la vista desde el restaurant es linda, se puede ver toda la plaza.


Papachos Cuzco pachamanca

Cuzco

Cuzco

Luego de eso les cuento que me pegó el mal de altura, cayó granizo por lo que tuvimos que correr y caminar de un lado a otro para evitar que nos caiga encima -dicen que no es común en esa época-, la temperatura descendió mucho y como era casi evidente, la altura me terminó afectando, así que tuve que ir al Hotel. Así que aquí les dejo un dato indispensable, mucho cuidado con el mal de altura o Soroche, tomen la pastilla (sorojchi pills) antes de salir rumbo a Cusco, no se confíen, no hagan esfuerzos el primer día y abríguense  bien, pueden tomar mate de coca o muña, también son muy buenas opciones, y recuerden comprar las pastillas en Lima, en una farmacia, no en el aeropuerto, son mucho más caras.  Sabemos que no a todos les afecta el mal de altura pero de todas maneras es mejor tener cuidado. Mi cuñada estaba muy bien, junto con mi papá y su papá eran los únicos que estaban sin problemas por la altura, pero junto a mi hermano decidieron bajar de Machu  Picchu hasta Aguas Calientes caminando, apenas terminó el descenso se puso mal, así que recuerden no exigirse mucho porque eso también puede ocasionar este pequeño inconveniente. 

Les dejo el dato que Machu Picchu está a 2400 metros sobre el nivel del mar y la ciudad de Cuzco a 3400 m.

Portal del Regocijo - Cuzco

Las noches en Cuzco con bellísimas, la arquitectura junto a la iluminación que rodea a la ciudad la hace un escenario precioso, uno de mis favoritos. En la noche comimos ligero, fuimos a Cafe y Chocolate, un lindo lugar en Calle Espaderos 120, a media cuadra de la Plaza, tienen el mejor yogurt con frutas y granola que he comido en mi vida, demasiado bueno. 

Cuzco

Al siguiente día toda la familia se fue a Machu Picchu y me quedé sola, obviamente me levanté tarde, ni siquiera bajé a desayunar, luego salí a caminar un poco y ver la ciudad de otra manera, por ahí tuve un par de cositas que hacer y luego empezó a llover. Almorcé nuevamente en Papachos porque me quedé enamorada de la vista que tenían de la Plaza de Armas, desde ahí vi como empezó a llegar la procesión que les conté líneas arriba.

Cuzco

Una  vez que llegaron todos fuimos a cenar a Chicha de Gastón Acurio, no teníamos reserva así que tuvimos suerte de encontrar mesa, estaba frente al hotel así que era imposible no intentarlo. Pedí ravioles de choclo, muy buenos.

Chicha Gastón Acurio

Chica Cusco Gastón Acurio

El tercer y último día fuimos al Mercado de  San Pedro, compramos queso, los panes tradicionales de Cusco, la familia de mi cuñada que es de Italia aprovechó en comprar souvenirs -mucho más baratos que las tiendas que están por la Plaza- y luego recibimos la gran sorpresa de ver pasar otra procesión por una de las puertas del mercado. La noche anterior ya había preguntado por qué eran las procesiones y me explicaron que eran los preparativos para la Fiesta del Corpus Christi y que empezaban a la misma hora que salía mi vuelo a Lima, una lastima, pensé en ese momento. 







Obviamente al ver movimiento afuera del mercado, salimos y lo que encontramos fue realmente impresionante. Sabíamos que los Santos de todas las Iglesias iban a dirigirse hacia la Catedral a las 3 pm pero no teníamos idea que antes se concentraban a las afueras del Mercado de San Pedro, así que terminamos en medio de una fiesta increíble. Cada Hermandad llegaba en procesión con bailes, rezos y el anda, algunas era pesadísimas, con estructuras de plata pura, era impresionante ver el esfuerzo físico que hacían los cargadores, cuanta fe se puede ver aún en estas festividades. Estábamos felices, estábamos en medio de una de las fiestas más grandes de Perú.




En determinado momento perdí la cuenta de cuantas procesiones pasaron saludando a la Iglesia de San Francisco, para luego dirigirse a la Catedral. Las imágenes tenían una fuerza increíble, si pueden programar su viaje en esta temporada, no dejen pasar la oportunidad.











Teníamos muy poco tiempo pero no queríamos dejar de ver aunque sea el inicio de la llegada de las procesiones a la Catedral, así que buscamos un buen lugar frente a la Plaza para almorzar y vimos las primeras llegadas. El restaurant se llama Tunupa y tiene una buena carta. 




Y con eso el viaje se terminó, fue realmente muy rápido pero quedamos encantados y felices. Para los vuelos, hotel, tour a Machu Picchu y traslados contamos con Parlana Tours, en todo momento nos prestaron asistencia -aunque no fue tan necesario-, todos los  horarios fueron a tiempo, la movilidad muy buena al igual que el guía, aquí les dejo el enlace de su página de facebook.


Si el presupuesto es ajustado también pueden gestionar sus reservas directamente, en Larcomar hay un módulo de Perú Rail para el tren que va a Machu Picchu -es mejor tomarlo con anticipación en especial en temporada alta- y el boleto integrado se puede comprar a través de cualquier agencia de turismo. Debido a que éramos un grupo grande, que incluía extranjeros que venían por primera vez a Perú, preferí contratar todo en la agencia para que nos puedan ayudar en caso de cualquier descordinación.



Antes de viajar también averigüé en Lan acerca de tours y pasajes, incluidos los precios para no peruanos, y es mucho más caro. El problema con la diferencia de precios para extranjeros es muy confusa, así que mejor se optó por LCP, viajamos sin ningún retraso ni problema.


Fotos: www.legalmenteentaco12.com
Cámara: Sony Nex3

No hay comentarios :

Publicar un comentario

No olvides dejar tu comentario!